La carretera de los soldados

“Apenas unos meses después de terminada la Guerra Civil, dentro de la estrategia del nuevo Estado, Franco crea la ‘Comisión de Fortificación de la Frontera Sur’. Esta Comisión elaboró varios informes que dieron lugar a las obras de fortificación y artillado del Estrecho. […] Con asesoramiento técnico alemán se construye una serie de obras de fortificaciones, baterías de costa, caminos militares, senderos, puestos de vigilancia, obras de defensa, etc… El proyecto se abandona, aun habiéndose realizado bastantes actuaciones, cuando el ejército alemán comienza a perder la II Guerra Mundial”. (*)

Estas estructuras, organizadas en varias líneas paralelas a la costa, de carácter defensivo (salvo las realizadas en las inmediaciones del Peñón que tenían un planteamiento ofensivo con el fin de atacar el bastión británico) se construyeron entre 1940-45 para controlar el tráfico en el Estrecho de Gibraltar, y ante la posibilidad de que los ejércitos aliados, durante la II Guerra Mundial, realizaran el desembarco en Europa por el sur de España, en aquel momento alineada manifiestamente con la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini.

Para la construcción de estas fortificaciones y sus accesos, la dictadura de Franco utilizó una mano de obra esclava, que provenía de los Batallones Disciplinarios de Trabajadores, que eran prisioneros del Ejército Republicano vencido, en un número de 15.000, organizados en destacamentos, colonias o batallones, que no eran sino Campos de Concentración de trabajo forzado. Este sistema represivo se articuló a través de una institución que fue denominada por su creador, el sacerdote jesuita José Agustín Pérez del Pulgar, como “Patronato para la Redención de Penas por el Trabajo”.

La vida de los prisioneros en estos campos de concentración estaba marcada por el hambre, el hacinamiento, la ausencia de higiene, las enfermedades, los malos tratos, la arbitrariedad y la muerte. “El hacinamiento era extremo. La falta de higiene era total: solamente unos retretes precarios, incapaces de sumir los detritus de aquella masa humana; a veces, simples baldes que se retiraban una vez al día. Plagas de chinches y piojos. El agua escaseaba o llegaba a faltar totalmente. Su potabilidad era siempre más que dudosa. El hambre debilita las defensas del organismo humano. La ausencia de higiene provoca brotes epidémicos y el hacinamiento favorece el contagio. El hambre provocó que un día de 1941, murieran 41 presos por ingerir un tubérculo venenoso del batallón disciplinario de Punta Paloma. Testimonios orales nos comentan que no quedaron lagartos, ni hierbas, ni raíces en toda la zona de alrededor del batallón.” (*)

El Campamento de Punta Paloma Alta, la llamada Batería A6, con dependencias para oficiales y tropa, se edifica como base militar en torno a los cañones Vickers 381-45 instalados en 1940 y funcionando hasta el 2008 (**). Dicho campamento, remodelado a lo largo de casi 70 años, es el sujeto de esta serie de fotografías. Instalaciones militares concebidas para la destrucción, ahora abandonadas por su obsolescencia y por los nuevos escenarios en la geopolítica mundial. El tiempo todo lo redefine (***).

(*) “Los caminos de los prisioneros. La represión de postguerra en el sur de España. Los batallones de trabajadores”. José Manuel Algarbani Rodríguez. Editores: Miguel Gómez Oliver y Fernando Martínez López. Editorial Universidad de Almería. ISBN: 978-84-8240-869-9.

http://www.todoslosnombres.org/sites/default/files/documento126_0.pdf

(**)  http://tecnologia-maritima.blogspot.com/2016/07/los-canones-de-costa-vickers-armstrong.html ; https://es.wikipedia.org/wiki/Vickers_381/45_mm_modelo_B

(***) Reportaje completo en:

https://www.joseluistirado.es/f-o-t-o-g-r-a-f-%C3%AD-a-s/historias/la-carretera-de-los-soldados/

Diciembre de 2020

Más fotografías del proyecto “Fortificaciones de la Frontera Sur”, correspondientes a otras instalaciones militares construidas en la zona del Estrecho de Gibraltar durante la Dictadura entre los años 1940-45 con mano de obra de presos, pueden verse en:

https://www.joseluistirado.es/f-o-t-o-g-r-a-f-%C3%AD-a-s/p-a-i-s-a-j-e-s/militar/