Atentados en Cataluña y la carroña ideológica

104

Estos días he pasado unas semanas de vacaciones, como lo vengo haciendo desde hace varios años, muy cerquita de la base militar de Morón. Desde esos baños que me doy en la piscina, en no pocas ocasiones, veo como pasan por el aire esos aviones de guerra que siempre me provocan  la misma pregunta: ¿dónde caerán los misiles que llevan y a cuántas personas matarán su sed de aniquilación humana?

Las «bombas» de ayer cayeron en Cataluña, y para esa España de «una y grande», esta salvajada de lo llamado «terrorismo internacional» que sucede en no pocos lugares de este mundo en guerra, es toda una oportunidad para sacar la bandera de la «unidad» de un estado que no existe más allá de la opresión de los distintos pueblos que existen bajo su jugo ideológico.

El oportunismo es una acción necesaria para la necesidad. Es aprovechar cualquier estado favorable para posicionarse de forma aventajada o de iguales antes cualquier situación, y si la oportunidad es llegada por la desgracia que ocasiona estado de shock, mejor que mejor. Sin escrúpulos. Así es el comportamiento de la carroña ideológica.

Reconozco desde hace tiempo esa crisis moral occidentalizada que sufre la sociedad de la «Península Ibérica Hispana». Baja, muy baja moral no difícil observarla ni experimentarla en uno mismo, sabiendo que en su parte oculta del iceberg , está ese sistema llamado capitalismo, que resurge constantemente el imperialismo que destruye por los recursos naturales y no naturales globales y con ello se establece el fascismo mundial que extermina parte de la especie humana.

Ahí está y se mueve esa carroña ideológica oportunista, que no cuenta las muertes cuando no son de los suyos, pero que sobrepasa con creces la ignorancia sobre la capacidad de análisis de los hechos, centrando su discurso en el enclave geográfico y en quiénes han sido los autores de la barbarie. Claro, esto mientras ellos no sean los verdugos y no sean sus enclaves el lugar de los hechos.

Y si hay una bandera e ideología que se comporta como esa carroña ideológica oportunista que uno bien conoce, es la nacional – católica- española. Sí, esa España monárquica llamada democracia representativa liberal de España.

Esto lo demuestra toda la jerarquía social. Desde el discurso del presidente del gobierno del estado español utilizando en su pesar hacia las víctimas la palabra mágica,»unidad»; parte de su partido político utilizando el ataque para manifestar que es por culpa de querer romper esa españa suyas y querida, olvidando los ataques de Madrid, pero es normal, ya que esta derecha rancia no entiende de memoria histórica o si quieren entender la manipulan; las tertulianas, terturianos y presentaciones de telediarios o programas radiofónico tratando o cubriendo la noticia con una sutileza ideológica asombrosa para fomentar esa misma «unidad», que defienden desde la monarquía hasta la prebe que siguen el juego a quienes poseen el poder de crear discurso. Y es que algunas y algunos, saben bastante bien que un discurso bien construido conlleva una reproducción social favorable, y si es aprovechando una oportunidad, mejor aún para el esfuerzo.

Y cala. Penetra en la conciencia con tanta facilidad que aprovechan cualquier momento para manifestar esa carroña ideológica llamada nacional -católica-española.

Y lo han hecho como no pueden hacer de otra forma. Han utilizado una herramienta que tienen bien forjada y afinada, la exclusión social hacia todo lo que no encaje en su ideología. Por un lado, dando cuerda a la islamofobía, tratando lo musulmán, islámico, árabe, moro, marroquí, ceutí, marsellé o todo lo que tenga rasgo de los de allí como un todo, un lo mismo, y es que no puede ser de otra forma, pues si consideran lo suyo como única y grande, los otros también tiene que ser uno y grande, no se le puede pedir otra cosa si la mente es reduccionista.

Por otro lado, el colmo de la carroña ideológica oportunista, la fobia hacia todo lo catalan. Valga de modo aclaratorio, si en cualquier lugar de este mundo en guerra se hace un comunicado oficial, este se hace en la lengua oficial. Esto es como que en el juego de la oca, «de oca en oca, tiro porque me toca» aunque la mayoría por desgracia se queda en lo «de puente a puente, hablo según la corriente». Pues bien, esta corriente les instan a incorporar en su discurso la crítica destructiva sobre el discurso en catalán de los y las representantes del pueblo atacado, en este caso es el catalán. Catalán es la lengua oficial de Cataluña y no el castellano, os duela u os joda. Y para poder vivir en una que no grande deberían empezar a respetar estas grandes cuestiones.

Pero como la carroña ideólogica es lacra, lo unico y grande que fomenta es la lucha porque esta lacra deje a los pueblos desarrollarse en libertad e independencia. Y por todo este comportamiento reaccionario, hoy soy un poco más independentista y sueño con esa Andalucía independiente y libre del yugo reaccionario de la España única y unida que hoy nos oprime.

Dicho lo dicho, descansen en PAZ todas las personas fallecidas por el fascismo mundial y vivamos en PAZ quienes nos libramos de momento de ellos. Porque sus guerras son nuestros muertos. Sus ansias de poder y riqueza son nuestra pobreza y opresión. Por ello, grito: NO al imperialismo, NO al capitalismo, NO al fascismo global y NO a las guerras.

Autor: Raúl Navarro.