Andalucía lidera el impulso cooperativo del Estado

126

Las cooperativas crearon 22.800 empleos en el Estado español en 2016, año en que surgieron 2.000 nuevas entidades hasta sumar un total de 20.792 (11.7115 de trabajo asociado), que a su vez produjeron 315.000 altas en la seguridad, hasta un total de 250.000 trabajadores al cierre del ejercicio. Andalucía, con 186 cooperativas lidera este impulso cooperativo en España.

En una cartografía más extensa, Europa alberga dos millones de empresas de economía social que emplean a más de 14,5 millones de personas, el 6,5% del total de trabajadores de la Unión, el 8% de su PIB. De estas, 43.000 empresas tienen sede en España, donde suman el 12,5% del empleo, hasta dos millones de trabajadores, y representan el 10% de su PIB.

En las cooperativas de trabajo asociado, las personas trabajadoras son socias y empleadas, todo a la vez. Por lo tanto, obreros y dueños de la empresa. Los accionistas salen así del escenario para dejar la sociedad en manos de personas trabajadoras y consumidoras. La diferencia con una sociedad laboral es que la cooperativa nunca cuenta con socios capitalistas que no sean obligatoriamente trabajadores.

La estabilidad de los empleos en estas entidades económicas es superior a la media del resto de fórmulas, hasta solo contar con un 13% de  personas trabajadoras eventuales frente al 32% que registran otro tipo de sociedades. Además, el 81,9% de lo cooperativistas de trabajo asociado tienen jornadas a tiempo completo, mientras que la mayoría de los puestos creados durante la crisis son a tiempo parcial, lo que sitúa a Estado español como el cuarto de la UE con más empleo de este tipo.

También se caracterizan por estar mucho mejor posicionadas en igualdad de género. El 49% de los socios son mujeres y más del 30% ocupan puestos de responsabilidad, una cifra mucho mayor que en las empresas de capital. Esta diversidad también abarca la edad. En las cooperativas, el empleo está muy repartido entre jóvenes y no tan jóvenes. El 37,1% de las personas que las integra tiene entre 25 y 39 años. Y el 43,5% tiene entre 40 y 54 años.

La última crisis ha provocado la creación de un gran número de entidades de Economía social. Algunas surgen por pura supervivencia, y otras obedecen a la voluntad de cambiar el sistema.

La enorme variedad de causas entre las más de 20.000 cooperativas del conjunto del Estado enriquece aún más este mapa. En los últimos tiempos, a los negocios emergentes y ligados a la tecnología y robotización se han sumado iniciativas dispares, entre las que sobresalen historias tan curiosas como las que se construyen desde cooperativas deportivas o de drones, por citar algunas de las miles de propuestas. El ecohousing o vivienda colaborativa despega y tiene todas las de alcanzar cotas muy altas de éxito. Entendida como un concepto de residencia que combina casa privada y casa colectiva: intimidad y convivencia para compartir espacios y ganar en servicios, muy útil para la tercera edad que, al compartirlas con jóvenes, ven mejorada su calidad de vida.

Fuente: http://www.huffingtonpost.es