La industria aeroespacial se desinfla

281

El presidente de Airbus España, Fernando Alonso, afirmó hace unos días que los ajustes previstos en los programas A380 y A400M repercutirán en el empleo de las factoría implicadas en el desarrollo de estos aviones, como son las de Sevilla y Puerto Real (Cádiz).

En una conferencia pronunciada en los desayunos informativos «Fórum Europa. Tribuna Andalucía», en la que fue presentado por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, Fernando Alonso, a preguntas de representantes sindicales asistentes al acto, ha admitido que el empleo «sufrirá» la reducción de la producción del A380, que afecta a las factorías de Puerto Real y Tablada en Sevilla, y la decisión de alargar las entregas del avión militar A400M.

Ha explicado que esas decisiones se deben a que no se cumplen las previsiones de venta de ambas aeronaves y ha apuntado que en el caso del A380 -el avión comercial más grande del mundo- no convence a las aerolíneas y, de hecho, hace cuatro o cinco años que no se vende una nueva unidad. Por este motivo, Airbus ha decidido reducir la producción del A380.

En el caso del avión militar A400M, que se monta y ensambla en Sevilla, Fernando Alonso ha aclarado que en 2016 se han dedicado a solucionar los problemas técnicos y de motores y una vez superados se centrarán en exportarlo porque es fundamental que se exporte.

De hecho, ha apuntado que tienen dos ofertas en firme para este avión y ha destacado el interés y la satisfacción de los clientes del A400M, por lo que se ha mostrado convencido que se va a vender, aunque «costará arrancar» y, por ello, Airbus ha decidido adaptar la cadencia de producción y alargar las entregas, lo que repercutirá en el empleo.

Fuente: El Mundo.