La multa del Gobierno andaluz a Unicaja es considerada «un insulto» por FACUA

247

El Gobierno andaluz ha sancionado con 3,1 millones de euros a Unicaja Banco por introducir cláusulas abusivas en contratos de préstamos hipotecarios y por incumplimiento de la información de prestación de servicio. La multa ha sido acordada este martes en el Consejo de Gobierno y responde a un procedimiento que se inició el año pasado tras recibir 537 denuncias de particulares, que fueron tramitadas en el marco de una campaña de control de la Inspección de Consumo por la inclusión de cláusulas suelo en las escrituras. La entidad financiera ha anunciado que recurrirá la sanción.

La organización de consumidores FACUA ha considerado «un insulto» a los usuarios la multa del Gobierno andaluz ya que representa «una ínfima parte de lo defraudado por la entidad en la comunidad autónoma». Facua ha recordado este martes que Unicaja «es una de las 20 entidades denunciadas ante la autoridad de consumo autonómica en 2013 por el macrofraude de las cláusulas suelo» y se trata del segundo banco que multa la Junta, tras la sanción de 1,58 millones de euros impuesta a Banco Mare Nostrum (BMN) a finales del pasado julio.

La multa, según informa la Junta en una nota de prensa, contempla 650.000 euros por infracciones muy graves contra la legislación vigente de defensa de los consumidores (300.000 euros por cláusulas abusivas y 350.000 por incumplir el deber de información de prestación de servicio, concretamente, sobre las cláusulas suelo). La sanción incluye el comiso del beneficio ilícito obtenido, cuantificado en casi 2,5 millones de euros. En cuanto a la fijación de las cuantías, se han tenido en cuenta como agravantes el perjuicio causado a los consumidores (valorable en 50.000 euros) y la posición relevante del infractor en el mercado. Respecto a este último punto, la entidad sancionada contaba en 2012 con 690 de las 3.061 oficinas de cajas de ahorro en Andalucía (el 22,5%).

Desde FACUAU se entiende que el Gobierno andaluz finge que dicha organización de consumidores nunca le presentó una denuncia por fraude masivo y ha hecho público un comunicado en el que asegura que el expediente sancionador fue abierto en 2016 exclusivamente como consecuencia de denuncias de particulares afectados. En junio de 2014, la Secretaría General de Consumo del anterior Ejecutivo ya anunció que iniciaría expedientes sancionadores contra alrededor de una veintena de bancos por la cláusula suelo.

La federación de consumidores critica que en lugar de establecer una multa cuya cuantía tenga en cuenta el número de clientes a los que Unicaja engañó con la cláusula suelo en Andalucía y los beneficios obtenidos con el fraude, la Junta se ha limitado a sancionar a la entidad con una cifra que representa el dinero defraudado a unos pocos cientos de familias.

«La actitud de la Junta beneficia a los bancos y representa un insulto a los consumidores», denuncia el secretario general de FACUA Andalucía y portavoz de su organizacíon a nivel nacional, Rubén Sánchez. «Con multas así de ridículas, la mayoría de entidades seguirá negándose a devolver lo defraudado, obligando a los afectados a acudir a los tribunales. De hecho, Unicaja es uno de los bancos que se está negando de forma generalizada a reembolsar el dinero de la cláusula suelo a los usuarios que lo reclaman».