Retomar la conciencia de clase

97

Sin el capitalismo las comunidades humanas, dueñas de su cuerpo, de su fuerza, de sus saberes, de sus herramientas y de su tiempo… trabajan, producen y reproducen lo necesario para la vida y su cuidado. El valor de su trabajo es el de la finalidad de su uso: el bienvivir comunitario. Y el trabajo en sí tiene, también, un valor de uso para sentirse, integrarse y formar parte de la comunidad.

Con el capitalismo las comunidades humanas se desgranan en entes individuales obligados/as a emplear sus capacidades y tiempo a cambio de un salario con el que subsistir. Produciendo lo necesario para generar beneficios a sus empleadores, esto es, produciendo lo que tenga valor de cambio -por dinero- para el empresario, tenga o no valor de uso necesario para la vida de las personas. El empleado se convierte así, en un recurso más con valor de cambio según interese al empleador dueño de los medios de producción. Por ejemplo: si hay que abaratar costes para aumentar los beneficios empresariales se despedirá mano de obra sin importar el valor de uso que esos salarios tiene para la subsistencia de los empleados o, se contratará mano de obra si hay subvenciones o, se deslocalizará la empresa a donde la mano de obra sea más barata…

Para tomar conciencia de clase se antoja necesario entender que es eso de la plusvalía, el valor de cambio, el valor de uso, el empleo, el trabajo…

Para empezar a saber más:

Transformación económica para la vida. De la economía capitalista a las economías transformadoras.” De Óscar García Jurado.