Editorial: Sobre la inhabilitación del presidente de la Generalitat

770

El Equipo Editorial de Portal de Andalucía no puede estar más de acuerdo con el Comunicado emitido por Asamblea de Andalucía (AdA) sobre la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, con el título «Inhabilitar a Torra, el último ataque del régimen del 78 a los derechos democráticos», y que a continuación reproducimos:

La sentencia de inhabilitación del Presidente de la Generalitat culmina, hasta el momento, una espiral juridico-política marcada por una fuerte regresión democrática y de derechos en el estado español. El Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla, Javier Pérez Royo, ha demostrado que Quim Torra, aún desobedeciendo, no ha cometido un delito de desobediencia. “Las sentencias del TSJC y del TS son, pues, nulas de pleno derecho por vulneración del derecho fundamental del principio de legalidad penal. El president Torra ha desobedecido a un órgano administrativo que no es «autoridad superior» respecto de él, pero no ha desobedecido a la autoridad judicial, que es lo que habría convertido su conducta en constitutiva del delito de desobediencia. Ha sido condenado por un delito que no ha cometido.”

Asamblea de Andalucía (AdA) denuncia y enmarca la inhabilitación de Torra en una lógica global de ataques a las libertades y a los derechos sociales y democráticos que acometen solidariamente las derechas políticas, la Monarquía, la cúpula judicial, el oligopolio mediático y poderes del posfranquismo incrustados en el estado profundo. Sin necesidad de defender las actuaciones institucionales de Quim Torra, la denuncia de la represión judicial contra su figura como representación de la institucionalidad catalana es una obligación política y moral de cualquier demócrata.

La inhabilitación de Torra es el último exponente de una operación de estado (profundo) contra derechos democráticos y republicanos, como el derecho a decidir. Desde la sentencia del Tribunal Constitucional, que en 2010 aplicó el lecho de procusto españolista al Estatut de Cataluña, hasta los actuales 2.850 represaliados en Cataluña por actividades políticas, pasando por el discurso del Borbón en 2017 contra el referéndum del 1-O o su reciente llamada a Lesmes exhibiendo su patrocinio de la derecha judicial, la exculpación de los saqueadores de Bankia,la negativa a investigar al rey emérito delincuenciado o la gestión “de clase” de la pandemia en Madrid contra los barrios populares, todo ello configura e integra un marco común de ofensiva contra los derechos democráticos y sociales con el aval institucional del régimen del 78. Desde una cultura republicana, progresista y desde la aspiración a una Andalucía con soberanía política y democracia social, Asamblea de Andalucía (AdA)se solidariza con la lucha democrática del soberanismo catalán, contra la represión “constitucionalista” y a favor del derecho a decidir.

Sevilla, 30 de septiembre de 2020.