Los primeros pintores Andaluces

Hallazgo de manos en negativo Paleolíticas, Tarifa, Cádiz

535

Sigilosas, expectantes, indescifrables. Las manos pintadas son un punto de referencia para escudriñar nuestro pasado. Para predecirlo, aunque dé pie a un oxímoron. Impertérritas, esperando a ese dueño que duerme en su alma y que nos dice, desde la inmensidad de las profundidades, que, quizás, no fuimos los únicos ni los primeros y que el arte, en suma, es nuestro gran potencial como humanos. «La sociedad se mueve porque tenemos memoria».

El simbolismo que se les atribuye corresponde, tal y como barajan los especialistas, al nacimiento del pensamiento abstracto. «Estamos convencidos de que el arte prehistórico de las manos era una referencia a un significado subyacente. ¿Y por qué a menudo no están extendidas, sino que tienen los dedos cerrados e incluso mutilados? No lo sabemos. Podemos suponer que estas manos se pintaban con motivo de las ceremonias de ritos primerizos. O para transmitir secretos de madre a hija, secretos que representaban la continuidad de una especie de iniciación. Todo esto se nos escapa porque las manos del pasado son mudas y no podemos hacerlas hablar».

Cueva de las Palomas IV

CUEVA DE LAS PALOMAS IV, Facinas, Tarifa, Cádiz, es un conjunto Rupestre formado por cuatro cuevas, donde destaca La Cueva Palomas IV. Fueron publicadas en 1929 por Henri Breuil y M.C. Burkitt, más tarde en 1979-1980 visito el enclave J.M. Santiago Vilches, siendo también recogidas en su libro por el matrimonio Uwe y Uta Topper (1988), y en el año 2001 L. Bergmann. Y tras varias visitas, siendo la última en Mayo de 2017, Salvador Escalona Caballero y Hugo A. Mira Perales, tras realizar un trabajo fotográfico de las cuatro cuevas, y posterior estudio del material fotográfico, mediante tratamiento digital (Dstretch). Una tarde de domingo trabajando con el ordenador en la pantalla después de pasar el tratamiento, apareció como por arte de magia la primera mano en negativo y llevando todo ello contactar con D. Hipólito Collado del Proyecto Handpas, para la verificación de lo acontecido, y tras su visita al enclave, y realizando las comprobaciones necesarias, se verifico que dichas manos en negativo pertenecían al periodo Paleolítico. Y pasaban a formar parte de los 14 enclaves Españoles existentes, siendo junto a las cuevas de Ardales (P.Cantalejo) y Estrellas (S. Blanco), las únicas en Andalucía con motivos de manos en negativo del Paleolítico. Actualmente no descartamos el hallazgo de algún nuevo motivo de mano en negativo en dicha cavidad,

Los últimos descubrimientos en estos años de manos en negativo en Andalucía revolucionan todo lo que se pensaba sobre este tipo de arte, pues siempre se habían localizado en la zona de la cornisa Cantábrica (Tito Bustillo, Fuente del Salín, Altamira, El Castillo, Cudón, La Garma, La Lastrilla), Extremadura (Maltravieso) y Huesca (Fuente del trucho).  Las ultimas dataciones con uranio-torio, que se han realizado sobre las pinturas de varias cuevas entre ellas Maltravieso y Ardales, nos trasladan a dataciones alrededor de los 66.000 a.n.e.. Siendo así podríamos afirmar que quien realizo dichas pinturas fue  el homo neanderthalensis. Y por qué no, pensar que las realizadas en nuestras cuevas de Andalucía también fuesen de esa época, y también realizadas por el hombre de neandertal.

Que significado podrían tener, dichas manos, en algunos casos manos con algún dedo plegado o amputado, hablando sobre la figura de la mano principal de Palomas IV, observamos que es la mano izquierda y que tiene plegado o amputado el dedo meñique. Saber por qué o que indicaban actualmente y según mi opinión es muy complicado saber, pues no tenemos una “ Piedra de Rosetta” que nos desvele su significado. Como suelo decir que cada uno imagine o fantasee con lo que se quiso plasmar en las paredes de nuestras cuevas.

Autoría: Salvador Escalona – Hugo A. Mira (Investigadores y prospectores)