Una RBU frente a las medidas económicas del gobierno

138

Cada día son más los medios de información que se hacen eco de la Renta Básica Universal (RBU). El último ha sido El País,  que el día 13/03/2020 publicó un artículo del economista inglés Guy Standing, entusiasta defensor de la implantación de una RBU, con el título: «Coronavirus, crisis económica y renta básica». Y nadie mejor que él explica la necesidad de implantar una RBU en Europa, como respuesta a la crisis del Coronavirus, pandemia semejante a la “gripe española”, que asoló a Europa en 1918, tras la primera guerra mundial. Sin repetir su argumentación, bien merece comentar su propuesta, ahora que en España acaba de implantarse por el gobierno el Decreto del Estado de Alarma y el Presidente del Gobierno ha anunciado las primeras medidas económicas para combatir sus consecuencias.

Lo decía el Presidente, las medidas del Decreto traerán mucho sufrimiento. Tendremos que recluirnos en nuestras casas para evitar los contagios y tomar medidas extremas y dolorosas. Con los dos Decretos ya se han tomado. ¿Serán eficaces? Parece que si lo son las medidas sanitarias. Pero ¿lo serán las medidas económicas del Decreto anunciado hoy martes? Porque no habrá que mirar solo a las empresas y a los trabajadores que pueden ser despedidos por los ERTES, que también. Ya  que hay muchas personas que no tienen casa y viven en la calle o van a dormir a los albergues; hay muchas personas que rebuscan en la basura de los contenedores, otras que diariamente van a pedir a Caritas o a la Cruz Roja, los que comen en los comedores sociales… “Existen dos Españas muy diferentes -lo decía Philip Alston, el Relator de Derechos Humanos de la ONU -: una la que conoció como turista, que es un país rico culturalmente, diverso, próspero… y otra la que acaba de conocer como relator de la pobreza, en donde hay un porcentaje inusual de población que vive al límite y tienen dificultades para sobrevivir”. No debe olvidarse que en España existen 12.188.288 de personas (el 26,1%,en 2018) bajo el umbral de la pobreza o exclusión social, el 7º más pobre de la UE (en Andalucía 1.661.616, el 29,3 % en referencia al nacional). En pobreza severa, en España 2,6 millones, del los 12 (en Andalucía 351.000 personas o quizás más). Estas personas, ya se sabe, lo pasan mal a diario, aunque no se declare el Estado de Alarma.

Junto a estas personas, ahora hay que fijarse también en las pymes, en el pequeño comercio, en los autónomos, que en nuestra España suponen casi un 90% del tejido empresarial.. Cuando todavía estamos sin superar la crisis del 2008, nos viene ahora esta crisis que es más global que aquella, afecta a todas las actividades y a todas las personas. Y, de momento, no sabemos su duración, posiblemente será un mes de confinamiento y un trimestre de transición. Nuestra economía está sustentada en pequeñas y medianas empresas que, en su gran mayoría, no superan los 10 trabajadores. Basta con salir de casa camino del Banco o del Super y ver cerrados los bares y restaurantes, la librería o papelerías, el fisioterapeuta, el fotógrafo, la ferretería, la mercería, la zapatería, la pequeña tienda de helados etc., etc.  La falta de actividad hará que ese pequeño empresario despida a todos o casi todos sus trabajadores. Y no digamos nada de las trabajadoras domésticas que trabajan en las casas y que muchas no están aseguradas. Todo esto se puede parecer a “un corralito social”: “No vengas mañana, no te puedo pagar, lo siento”…

¿Serán efectivas las medidas propuestas por nuestro Gobierno para paliar esta recesión económica? Todavía es pronto para evaluarlas, habrá que esperar al juicio de los agentes sociales: empresas, sindicatos, asociaciones de autónomos y otras. Lo que nosotros si nos atrevemos ahora es, a emitir estas consideraciones y hacer una propuesta.

1º.- Pedro Sánchez, subdelegó en cuatro ministros del PSOE la gestión de la crisis: Sanidad, Interior, Defensa y Transportes. Ninguno era de sus coaligados de UPodemos: ni Trabajo, ni Asuntos Sociales, que están relacionados con las medidas económicas.- Esta marginación se nota también en la foto de la mesa de asistentes que ha preparando el decreto de medidas económicas: no están los representantes de Trabajo, ni Asuntos Sociales, ni Consumo.

2º.- En el Decreto se deja al albur de las empresas el poder despedir o hacer ERTE. Se les ruega que no lo hagan, aunque si lo hacen se han puesto medidas en favor de los trabajadores. En Italia, en cambio,  ha sido el Ministro de Trabajo quien anunció la prohibición de despedir a los trabajadores durante dos meses a causa del coronavirus. Prohibido despedir y lo dice el Ministro de Trabajo. Hay diferencia con nosotros…

3º.- En las medidas no se ha aprobado la moratoria de los alquileres, proposición estrella de Unidas Podemos, lo que es significativo, ni nada que defienda a las trabajadoras domésticas, las únicas que ordinariamente no tienen contrato, ni seguridad social, ni paro.

4º.- En las preguntas al Presidente una fue muy concreta: ¿Se podría llegar en España a «nacionalizar» a alguna empresa, como se ha publicado que lo harían Francia e Italia?. Pedro Sánchez no respondió, aunque reconoció que en España el Estado maneja el 40 % de PIB, con lo que aparece una conclusión manifiesta.

5º.- Creemos que, aunque el Gobierno ha aprobado un “escudo económico” de 200.000 millones (117.000 de dinero público), para contrarrestar la recesión económica, juzgamos que la mayoría de estas medidas están “en futuro”: los trabajadores afectados “cobrarán” el paro; se aprueba una “moratoria” de las hipotecas y se “garantizará” que no se cortará la luz, ni el agua, etc. La única más concreta se refiere a la garantía de aval de 100.000 millones para las empresas, aunque lógicamente la solicitud de este crédito, supondrá cumplir con ciertos requisitos. En definitiva, la crisis la estamos padeciendo ahora, sobre todo los autónomos que han cerrado, que no tienen clientes y no hacen efectivo alguno, las trabajadoras domésticas..La mayoría de las personas están ya “a dos velas”, ahora y lo estarán más cuando pasen los días. Por ello, nos atrevemos a proponer lo siguiente.

Desde nuestra pequeña Asociación Andaluza por una Renta Básica Universal, nos atrevemos a proponer al Gobierno, pero sobre todo a Unidas-Podemos para que lo exija, la propuesta de Guy Standing, de Daniel Raventos y de tantos otros economistas y se ponga ya, ahora, como medida primera y anterior a las medidas del Decreto, lo siguiente. Que el Estado otorgue con carácter inmediato una renta básica de 750 € a todos los ciudadanos y residentes mayores de 18 años, pagadera en una cuenta bancaria, los días 20 y 10 de cada mes. Cuenta que no debe suponer gastos de mantenimiento, ni tributará y su fraccionamiento ayudará a una buena praxis social de administrar el gasto.

Hay suficientes estudios que prueban la conveniencia y la viabilidad de la implantación de una RBU a nivel nacional o mejor, a nivel europeo. Pues está claro que los bancos con esta medida ganarán, pero sobre todo ganarán los/as  ciudadanos/as cuando comiencen a recibir ese dinero, sin necesidad de hacer nada, sólo porque somos ciudadanos/as y todas/os hemos contribuido a crear la riqueza de nuestro país. Esto puede parecer una Utopía, pero no es una Quimera imposible. Solo queremos recordar que ya, el 2 de octubre de 2007, se presentó un proyecto de RBU por ERC e IU-ICV en el Congreso de los Diputados (http://www.congreso.es/public_oficiales/L8/CONG/DS/PL/PL_288.PDF), aunque se rechazó. Hoy sería la ocasión de reconsiderar esta propuesta.

Autoría: José Arrandis Sorribes, empresario, y Antonio Moreno de la Fuente.