La industria de la aceituna de mesa no cumple con la Ley de la Cadena Alimentaria

308

COAG ha emitido un comunicado en el que critica que la industria de la aceituna de mesa no está cumpliendo la Ley de la Cadena Alimentaria. “Siguen sin conseguirse los contratos-tipo que reflejen los costes de producción y establezcan el precio de compra, que sí se utilizan normalmente en otros países. Esto hace que la Ley de la Cadena Alimentaria se convierta en papel mojado, igual que ha ocurrido en sectores como la uva.»

Esta organización agraria ha planteado este asunto en la Interprofesional Interaceituna, y se encuentra con que «la industria mira hacia otro lado o pone trababas, igual que hace con las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de Manzanilla y Gordal de Sevilla, para así poder seguir especulando con aceituna similar importada mayoritariamente de Egipto”.

La organización agraria añade, entre otros aspectos, que la sequía sufrida este año, y sumada a la de ejercicios pasados, hacen que la campaña genere una cosecha “media-corta, especialmente tras el verano”.

El sector de la aceituna de mesa, recuerda COAG, aporta más de 1.300 millones de euros a la producción final agraria y se concentra principalmente en la provincia de Sevilla, donde cuenta con 85.000 hectáreas, lo que supone el 70% del total estatal. Agro Sevilla, Ángel Camacho o Aceitunas Guadalquivir están entre las mayores empresas mundiales del sector.

Fuente: COAG Andalucía.