Felicitación a todas las andaluzas y andaluces en nuestro día

84

Hoy es 4 de Diciembre. Hoy es el Día Nacional de Andalucía como Pueblo. Por ello, y antes de viajar a Cádiz para participar en la Concentración convocada, con aspiración unitaria, apartidista y no electoralista, por la plataforma Andalucía Viva, quiero felicitar a todos los andaluces y andaluzas, de nacimiento o elección.

A todos los andaluces/zas de conciencia, más allá de las diferencias que podamos tener en cuanto al modo más adecuado para avanzar hacia esa Andalucía Libre y Soberana con la que soñamos y por la que luchamos. Pero también felicito a todos los andaluces y andaluzas que tienen esa conciencia dormida o anestesiada por tantos años de régimen psoísta y tanta propaganda asfixiante del nacionalismo de estado españolista y del capitalismo globalizado neoliberal.

Porque tod@s, unos y otros, constituimos UN PUEBLO que tiene una «común necesidad» (que diría Blas Infante): la de hacer frente a la dependencia económica, la alienación cultural y la subordinación política, avanzando hacia una sociedad con capacidad de autogobierno donde los valores fundamentales no sean el productivismo y la competitividad sino la igualdad, el comunitarismo, la cooperación y la solidaridad interna y con otros pueblos. Una sociedad en la que nuestros Bienes Comunes no sean considerados simples recursos económicos para conseguir beneficios privados sino que sean aplicados a la satisfacción de las necesidades y aspiraciones de nuestro Pueblo y a una relación armónica con la naturaleza. Una sociedad sin discriminaciones, ecopacifista, no patriarcal y descolonizada en la que prime lo comunitario, la autoorganización y el cuidado de la vida.

Hoy es un día para rememorar los valores que hace ahora 44 años más de millón y medio de andaluces, en las calles de nuestras ciudades y pueblos y también en la emigración, activaron reafirmando nuestra identidad histórica, nuestra identidad cultural y nuestra identidad política. En que Andalucía se reivindicó como SUJETO POLÍTICO NACIONAL.

También es hoy un día para la reivindicación, la denuncia y la lucha. Y para releer sin intermediarios (o leer por primera vez) a Blas Infante, para escuchar a Carlos Cano, para asumir el compromiso de Salvador Távora en el arte y de Diamantino García en lo social. Para embelesarnos con la palabra de orfebre de Antonio Gala en su discurso de inauguración del ya lejano Congreso de Cultura Andaluza. Para no olvidar a nuestros muertos por la libertad: a Federico, a Manuel José García Caparros, que cayó asesinado aquel 4-D en las calles de Málaga, y a tantos y tantos otros, mujeres y hombres, que dedicaron su vida a los suyos y a Andalucía.

Hoy no cabe la nostalgia por lo que pudo ser y no fue, sino la renovación de la esperanza y del compromiso, a nivel personal y colectivo, de trabajar por un único objetivo: activar la conciencia política, cultural e histórica de nuestro PUEBLO. Sin avanzar en esto nada será posible ni podrá consolidarse. Solo avanzando hacia este objetivo, solo construyendo PUEBLO, de abajo arriba, desde nuestros barrios, pueblos, desde los centros de trabajo y las instituciones de enseñanza, podremos conseguir una Andalucía realmente Viva. Que es requisito imprescindible para aspirar a una Andalucía Libre.

¡Felicidades, andaluzas y andaluces!