La astracanada de Vox y cómo llegar a fin de mes

92

No daba crédito a lo que estaba viendo en el telediario. Era una astracanada, un esperpento digno de Valle Inclán. En la sesión histórica en el Congreso de los Diputados en la que tras su aprobación por 180 síes y 170 noes, se utilizaron las lenguas cooficiales con el castellano: Catalán, Euskera y gallego, los diputados de Vox abandonaron el hemiciclo y dejaron los auriculares en la bancada del Presidente en funciones Pedro Sánchez que se hallaba en Nueva York, en la Asamblea de Naciones Unidas. ¿Qué podemos esperar de un partido que desprecia a la Asamblea de representantes del pueblo español y a muchos de sus votantes? ¿Qué pensarían los gallegos que hayan votado a Vox, al ver el desprecio de sus representantes ante el uso de la lengua de Castelao y de Rosalía de Castro? ¿Qué pensarán los catalanes y vascos que hayan votado a ese partido ultraderechista y nacionalista español? ¿Porqué los representantes de Vox se sitúan en esa radicalidad rayana en la anticonstitucionalidad? ¿Quienes les votan se guían por el sentido común? Para mi es un enigma a resolver. ¿Quiénes votan a Vox y porqué, tras ver lo que son capaces de hacer en las Comunidades donde gobiernan?

Los protagonistas de la espantada, junto a los demás congresistas del resto de partidos, cobran un buen sueldo por ser diputados. El sueldo de los diputados es de 14 pagas de 3.173 Euros; si son de fuera de Madrid hay que sumar 2.008 euros (5.181 euros); y si son de Madrid, les suman 958 euros (4.131 euros). Los miembros de la mesa cobran más. La presidenta del Parlamento cobra 15.000 euros mensuales. El Presidente del Gobierno cobra 90.000euros/año. Los Ministros 79.415 euros. El Presidente de la Junta de Andalucía, 69.243 euros. Y ahora tomen nota: Núñez Feijoó cobró en 2022, 110.000 euros, 20.000 más que el Presidente del Gobierno. La Presidenta de la Comunidad de Madrid, 103.090 euros. EL presidente de la Generalitat de Cataluña, 130.250 euros. El Presidente del Tribunal Constitucional, 167.000 euros. Y Felipe VI, cobrará en 2023, 269.000 euros brutos anuales. La reina Letizia 148.000 euros. Y hay banqueros, empresarios, terratenientes, comerciales, y profesionales de diferentes ámbitos que cobran o acumulan lo indecible, por ejemplo en el fútbol, donde las cantidades exhorbitantes que vemos que se pagan por los fichajes de algunos jugadores son escandalosas y dan vergüenza, y luego están los intermediarios, los representantes, los Presidentes de entidades deportivas, etc., con sueldos inimaginables. La selección femenina de fútbol de España ha destapado una parte de las irregularidades, abusos y falta de igualdad y de derechos que impregnan a la Federación Española de Fútbol.

El paro en el último trimestre de 2023 se situará en España, en 11,6%, unos 2,782.000 desempleados. La población activa alcanza 23,8 millones de personas. El Salario Mínimo Interprofesional establecido por el Gobierno de coalición de izquierdas que preside (ahora en funciones), el socialista Pedro Sánchez, es de 1.080 euros (14 pagas), con un aumento del 8% respecto al valor anterior. Recuerdan la Reforma de las pensiones del Gobierno de Mariano Rajoy y las cartas que recibíamos los pensionistas firmadas por la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, Fátima Báñez (PP), comunicándonos con entusiasmo el aumento anual pírrico de un 0,25%. Las declaraciones del líder popular Núñez Feijoó, a la periodista Silvia Intxaurrondo, en TVE, asegurando que «el PP subió las pensiones con arreglo al IPC siempre que gobernó», fueron desmentidas por la periodista quien le respondió: ¡No, señor Feijoó, en 2012, 2013 y 2017, no se subieron de acuerdo con el IPC! Y a regañadientes, más tarde, Feijoó dio la razón a la periodista.

En España, hay quien no tiene problemas para llegar a fin de mes con la economía bien resuelta y saneada, es más, muchos españoles desconocen esa circunstancia que si afecta a millones de compatriotas que las pasan canutas para llegar a fin de mes, y muchos incluso llegan con números rojos en la cuenta del banco, si la tienen; o con deudas en la tienda el barrio donde desde el 20 ó 22 de mes les anotan en una libreta los alimentos y productos que se han llevado y no pueden pagar. Es lo que se conoce como el fiar. En muchos establecimientos vecinales se destaca un cartel: ¡Hoy no se fía, mañana tampoco! Yo recuerdo de pequeño con 12-14 años, a principios de los 60, que mi madre me enviaba a la tienda de referencia en el Puente de Vallecas madrileño, donde vivíamos en un piso de protección oficial, y me daba una lista de compra de alimentos, y una vez que Fermín o Ramonina, los dueños, me lo habían servido, les decía en voz baja e incorporándome sobre el mostrador: ¡Me ha dicho mi madre que por favor lo anoten en nuestra cuenta! ¡Vale, me respondían con una sonrisa caritativa! Y a primeros de mes, cuando le pagaban a mi padre, y en su caso a mi madre, que trabajaba algunos días en casa de alguna familia, acudíamos a la tienda a pagar la deuda contraída, porque en mi familia seríamos humildes, pero también, trabajadores y honrados. Y Fermín y Ramonina se fiaban de mi madre.

En su informe anual sobre el estado de la pobreza, la EAPN (European Anti Poverty Network), recoge según la última encuesta de abril de 2023, que la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social AROPE, se ha reducido notablemente y alcanza al 26% de la población residente en España, unos 1,3 millones de personas. En 2022 se alcanzaba el 27,8%. La tasa se ha reducido en 1,8 puntos. En el informe se destaca que 9.676.000 personas viven en pobreza con ingresos inferiores a 10.088 euros anuales por unidad de consumo (841 euros al mes). La carencia material y severa desciende al 7,7% de la población, (3,65 millones de personas). Por segundo año consecutivo sube el número de personas que no han podido mantener una temperatura adecuada en su hogar: un 17,1%, frente al 14,3 en 2021. Un 5,4% (0,7% más que el año pasado) de personas no pudieron comer carne, pollo, o pescado cada dos días. Y un 33,5% no pudieron disfrutar de vacaciones al menos una semana al año. Y la nota importante, un 47,8% de personas, casi la mitad de la población española, declaraba llegar con dificultad al fin de mes (en 2021 era el 44,9%). La pobreza infantil se situó en 27,8%. La tasas de pobreza en mayores de 65 años se sitúa en 18,7%. (Fuente EAPN, Red Europea de Lucha contra la pobreza y la Exclusión social en el estado español).

Cuando vemos la situación real de millones de españoles que no llegan a fin de mes, y que sufren carencias básicas, porque no les llega al tener que descontar del sueldo si es que lo tienen fijo, muchos lo tienen en precario y con trabajos discontinuos, el alquiler, o la hipoteca, la luz, el gas, el butano, el gasóleo del coche, los impuestos, etc. Cuando vemos todavía tanta injusticia y desigualdades sociales, entre los más favorecidos, una minoría,con respecto a la inmensa mayoría que sobrevive como puede, con una subida alarmante de la cesta de la compra (eso lo dejo para otro artículo), no entendemos comportamientos infantiles y pataletas como el protagonizado por la bancada de Vox, ausentándose del Congreso, cuando se estrenaba el uso de las otras lenguas que se hablan en algunos territorios del pueblo español, además del castellano extendido por todo el reino, y que enriquecen nuestro acerbo cultural y lingüístico, el de todos los españoles, aunque algunos y algunas que se dicen españoles no alcancen en su cortedad de miras a valorarlo. Sugiero a la Presidencia del Congreso sancionar a quien abandona el escaño de trabajo bien remunerado, como ocurre en cualquier empresa. Aquí además hay en ese acto de patio de colegio, un desprecio al resto de representantes del pueblo español en la Cámara, y a los propios votantes de ese partido.