Neoliberalismo realmente existente

234

El neoliberalismo es una doctrina económica que impulsa la desregulación y la no intervención del Estado en la economía.

Esto es mentira. Repito. Esto es una gran mentira.

El neoliberalismo tiene por objetivo proteger al capitalismo de la democracia y la fragmentación. Para ello unas veces desregula y otras regula, unas veces privatiza y otras estataliza, unas veces interviene y otras no. Puede hacer una cosa y la contraria para alcanzar su objetivo: poner al Estado al servicio de los intereses del Capital.

El origen del movimiento intelectual del neoliberalismo se encuentra de la primera guerra mundial, cuando tras la desaparición del Imperio austrohúngaro, un grupo de personas se ponen a trabajar para que las instituciones de las nuevas democracias no tengan a su alcance la posibilidad de poner en cuestión la economía capitalista.

Para poner el Estado al servicio del capital, el capitalismo neoliberal ha ido rediseñando el Estado. Por un lado, impulsando cambios constitucionales de las prácticas y los límites del sistema político democrático. El sistema normativo neoliberal establece límites de hasta dónde puede llegar una democracia e impide a gobiernos y parlamentos democráticamente elegidos cualquier atisbo de cambio que pueda afectar a la economía capitalista en sus principios básicos.

Sí, si hay que cambiar la Constitución se cambia. PSOE y PP lo hicieron en agosto de 2011 para que todo se supeditara al pago a los bancos. El Estado, la Constitución, al servicio del Capital.

Por otro lado, el neoliberalismo aboga por la creación de instituciones supranacionales que sirvan para vincular y limitar las políticas estatales. Estas instituciones se convierten en fuerzas de control que impiden a los Estados-nación y las diversas administraciones públicas la desviación de las reglas preestablecidas a favor de los intereses del capital. Es decir, buscan la construcción de un orden institucional global para proteger el capitalismo de las democracias.

Dentro de este marco de actuación, el Estado español va a comprar acciones en Telefónica. Por tanto, el Estado intervine en empresa multinacional con origen español. La cotización de la empresa sube en bolsa. El Capital, neoliberal, está conforme, claro.

Neoliberalismo en estado puro: el Estado al servicio del capital. Interviniendo, regulando, desregulando, privatizando, controlando… Sin dejar que la democracia pueda afectar al sagrado sistema que asienta los privilegios.

Haciendo lo que haga falta, cuando haga falta.