Sobre el amor cooperativo

202

Despedimos para siempre a nuestro querido vecino y compañero de militancias Mikel Martín Conde mientras empiezo a escribir este artículo, y aunque la tristeza colectiva se ha extendido en nuestro pueblo, nos ha permitido celebrar la vida y las luchas de Mikel. Nos ha enseñado a ver futuros emancipadores en las intersecciones de las luchas, lo que ha influido mucho en la vida política y cotidiana de la gente de Orereta/Errenteria. También nos ha enseñado que el goce de la sexualidad, la construcción de relaciones, se puede hacer de forma libre y comprometida, que están relacionados con las demás luchas, que el amor es político.

El filósofo comunista Alain Badiou escribió que “un amor es, sobre todo, una construcción durable, una aventura obstinada. Un amor verdadero es aquel que triunfa durablemente, a veces con grandes dificultades, frente a los obstáculos que le proponen el espacio, el mundo y el tiempo”. Dijo también que es la oportunidad de desarrollar proyectos nuevos y duraderos, desde la diferencia y en esa línea trabajamos la intercooperación desde el cooperativismo transformador. Cuando hablamos de amor cooperativo nos referimos a la construcción de las relaciones desde nuestros proyectos de vida, lo que hacemos para durar en el tiempo, lo que aumenta la capacidad de resiliencia de nuestros proyectos, aceptando la diferencia entre los mismos, desarrollando relaciones libres, comprometidas y colectivas en lo económico. Creo que no hay otra manera de escapar de la hegemonía de las relaciones capitalistas.

No es un camino fácil, porque el amor cooperativo necesita tiempo, espacio y recursos materiales, pero también se crea haciendo, y por eso desde nuestra cooperativa dedicamos mucho tiempo a este campo. Los resultados son evidentes con la creación de nodos de transformación territorial en el Pirineo, la puesta en marcha de la federación AHA de economía social transformadora en Iparralde (País Vasco francés), los sujetos transformadores locales que están emergiendo por toda Euskal Herria, o en el tejer de Talaios Andalucía. De cara al futuro, desde Talaios y Olatukoop seguiremos trabajando con amor las relaciones entre entidades, basadas en la libertad, el compromiso y la cohesión territorial. En este sentido, hemos encontrado una lucha importante a desarrollar.

No hablé mucho de cooperativismo con Mikel, hablábamos de la situación del pueblo y de su futuro, pero sé que apreciaba nuestra lucha por el trabajo emancipado y nuestro trabajo para crear cooperativas. Construir relaciones libres y comprometidas es cosa de todas y todos, como son el transfeminismo, la economía transformadora o las necesidades materiales cotidianas de la gente. Seguiremos caminando más allá de las intersecciones. ¡Mila esker Mikel!

Autoría: Beñat Irasuegi Ibarra. Talaios Kooperatiba.

 

Artículo anterior«Eterna», sobre Gata Cattana
Artículo siguienteEl marco de la memoria
Columnas y monográficos de información relevante a cargo de personas que vale la pena leer. Portal de Andalucía no se hace responsable de las opiniones de las personas que colaboren expresándose, en todo momento, de manera individual.