Perversiones de la dictadura global de mercado en Andalucía. La reapertura de la Mina de Río Tinto

De entre los múltiples ejemplos que podemos encontrar en Andalucía (por no salir de nuestra tierra) de las maquinaciones perversas y efectos de la verdadera dictadura que oprime al mundo en nuestros días (primera vez en la historia que una dictadura es global, o casi global, por cierto), el de la nueva puesta en marcha de la Mina de Río Tinto supone un ejemplo paradigmático.

No me propongo teorizar sobre el funcionamiento del sistema ultracapitalista o ultraliberal y sus efectos. Voy a limitarme a exponer un ejemplo real que cualquiera puede contrastar, e incluso ampliar, ya que todo está publicado. Al final de estas líneas que, espero, no se hagan densas cito las fuentes.

¿Riqueza para Andalucía?

Hace ahora un año, durante los días duros del primer confinamiento, concretamente el 12 de mayo de 2020, el periódico La Vanguardia se hacía eco de la publicación y difusión de un audiovisual elaborado por las compañías mineras que operan en Andalucía. El encabezado de la noticia era el siguiente: “Empresas mineras elaboran un vídeo para subrayar la contribución del sector a la riqueza de Andalucía”. En este video, por supuesto, se insiste en la creación de empleo y en cómo la nueva etapa que se abre para la minería andaluza (constreñida desde la tragedia ambiental de Aznalcóllar en 1998) va a revertir en una enorme generación de riqueza en esta tierra.

Pues bien, analicemos cómo opera el sistema ultraliberal global y desenmascaremos sus mentiras y perversiones en este sentido. ¿Riqueza para Andalucía?

La actual propietaria del Proyecto Río Tinto es la compañía Atalaya Mining.

Como sucede habitualmente en el sistema ultraliberal global el proyecto minero de Río Tinto es controlado por Atalaya Mining a través de una empresa fundada por ésta en 2007, Emed Tartessus, de la que Atalaya Mining es propietaria total.

En 2008 adquirieron la mina de Río Tinto y en 2012 la totalidad de los terrenos. Dos años después, en 2014, le fue concedida la Autorización Ambiental Unificada necesaria para poder reabrir y comenzar la explotación del cobre y poco después la mina abría. Por cierto, que la Autorización Ambiental Unificada concedida por la Junta de Andalucía fue anulada en 2018 por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía debido a irregularidades que más adelante citaremos.

Pero, ¿quién está detrás de Emed Tartessus y, por tanto de Atalaya Mining?, ¿dónde terminará la tan pregonada riqueza por la Junta de Andalucía y las empresas mineras? Aquí la respuesta.

La propiedad de Atalaya Mining es compartida por varias multinacionales: Trafigura, el holding chino XGC, el fondo de inversión Orión, Liberty… Siendo la principal accionista Trafigura, que es quien controla la propiedad. ¿Pero qué es Trafigura?, ¿quién está detrás? Aquí también la respuesta.

Trafigura es una multinacional holandesa con sede en Singapur, fundada en 1993 y detrás de la que hay un grupo poco conocido de ricos comerciantes del petróleo de Londres (esa disolución de la identidad tan capitalista). Se trata del segundo mayor comerciante privado de petróleo del mundo y el primero de metales (de ahí su interés en el cobre de Río Tinto).

Y ahora lo más indignante. Trafigura tiene su sede y registro en Singapur, Estado reconocido como uno de los mayores paraísos fiscales del mundo (el lector puede acceder a la lista de Oxfam Intermon).

Pero aún hay más, pues Trafigura sólo es filial de una matriz mayor, la multinacional Farringford N.V. registrada en Curazao, isla holandesa del Caribe y reconocida como uno de los mayores paraísos fiscales del mundo (también se puede contrastar en la lista de Oxfam Intermon).

Y así respondemos a la pregunta con que abría este apartado, ¿riqueza para Andalucía? Me gustaría que Juanma Moreno o Manuel Chaves (presidente y expresidente de la Junta de Andalucía, de PP y PSOE respectivamente) nos lo explicaran. Porque la presunta riqueza generada no va a revertir en Andalucía, sino que se va a marchar camino de dos paraísos fiscales (Singapur y Curazao) para lucrar a capitalistas globales ajenos a esta tierra. Así nos coloniza el sistema.

Terminamos este apartado con una triste noticia que nos sirve para enlazar con el siguiente. Esta multinacional, Trafigura, que se lleva la riqueza a paraísos fiscales, fue nominada en 2007 como empresa más antisocial del mundo.

Los escándalos internacionales de Trafigura. ¿Autorización Ambiental Unificada?

Ya citamos anteriormente cómo en 2014 le fue concedida a Trafigura la Autorización Ambiental Unificada, y cómo en 2018 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la tumbaba por irregularidades. Esto nos ha llevado a investigar la historia de esta taimada multinacional, de la que podemos citar algunos escándalos relacionados con el Medio Ambiente (todos están publicados en prensa y  se puede ampliar la información):

  • En 2006 un barco fletado por la compañía, el Probo Koala, fue capturado arrojando desechos tóxicos a las playas de Costa de Marfil y provocando una de las mayores catástrofes ecológicas del siglo XXI, e incluso muertos y miles de enfermos en el país africano. Trafigura lleva años intentando evadir su responsabilidad y ni siquiera ha elevado disculpas a Costa de Marfil.
  • En 2007 se produce una explosión química en Noruega en un depósito de una filial de Trafigura con graves daños ambientales y sobre la salud de las personas. En este depósito se estaban intentando neutralizar los mismos residuos químicos vertidos en Costa de Marfil.
  • Entre 2011 y 2014 se produce en Brasil el escándalo Petrobras, por el que Trafigura pagaba sobornos para conseguir facilidades, precios ventajosos y contratos en el mercadeo del petróleo brasileño.
  • En 2019 se destapa que Trafigura envía a África combustibles venenosos (diésel con altas dosis de sulfuro) prohibidos en Europa.
  • Mucho antes de todo esto, en 2001, Trafigura aparece involucrada en el escándalo que salpica al por aquel entonces Secretario General de la ONU, Kofi Annan, dentro del Programa Petróleo por Alimentos en Irak. Un barco fletado por Trafigura fue interceptado con crudo de contrabando.

Estos son sólo algunos ejemplos que ponen de relieve por qué Trafigura fue nominada como empresa más antisocial del mundo, quién se ha hecho cargo de la explotación de la Mina de Río Tinto y qué riesgo corren el patrimonio medioambiental de Andalucía y la salud de las personas de esta tierra.

Pero, ¿cómo es posible que esto ocurra? La concesión de la Autorización Ambiental Unificada para explotar la mina y su posterior anulación y reciente nueva concesión nos ofrecen la respuesta.

Cómo el sistema ultraliberal global coloniza económicamente nuestra tierra. Desprecio a la vida y dignidad humana, y al Medio Ambiente

Con toda esta información entre manos pocas dudas se pueden tener sobre la manipulación, el engaño y la perversión con que opera el sistema ultraliberal, que incluye Gobiernos. Y en este sentido, aunque tampoco queda indemne el anterior gobierno socialista de la Junta de Andalucía, resulta paradigmático el frente abierto por el actual Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos con el apoyo de VOX. El espíritu del reciente decreto-ley 2/20 de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva de Andalucía, que ha puesto contra las cuerdas a la regulación ambiental andaluza, ya ha encontrado aplicación en Río Tinto.

Así, si en 2014 le fue concedida a Trafigura (o su filial) la Autorización Ambiental Unificada para explotar la mina, y en 2018 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la anuló por irregularidades (no hay seguridad ambiental), recientemente el nuevo ejecutivo andaluz, ya revelado como feroz representante del sistema ultraliberal, le ha concedido nueva autorización para seguir adelante con el proyecto. El citado decreto ha anulado las trabas que la figura administrativa de la Autorización Ambiental Unificada supone para explotaciones de este tipo y Trafigura tiene las manos libres para operar. Las consecuencias son un desprecio absoluto por el patrimonio natural de nuestra tierra y por el riesgo sobre la salud de su gente. Y todo ello, sobre la sospecha de una multinacional perversa que va a hacerse de enormes réditos que no se van a quedar en Andalucía.

Pero nadie queda limpio de esta jugada, pues fue el ejecutivo andaluz socialista en periodo de Manuel Chaves el que inició el proceso de reactivación de esta mina a través de Trafigura. Ya en 2009 le fue concedida a Matsa, que explota varias minas en Huelva y de la que Trafigura es co-propietaria, una ayuda por importe de 10 millones de euros. Sólo dos años antes, la hija de Chaves había entrado a formar parte de la directiva de Matsa. En 2014, como ya citamos, Trafigura a través de su filial Emed recibió la Autorización Ambiental Unificada de la Junta.

Por cierto, tampoco se puede dejar de subrayar antes de terminar esta manera de operar a través de filiales que utilizan las multinacionales del sistema ultraliberal. Aquí hemos citado a Emed Tartessus, Matsa, Trafigura, Farringford N.V… Todas relacionadas con la explotación de Río Tinto, aunque  luego la riqueza embolse los mismos bolsillos. Pero es una manera de diluir la responsabilidad (caso de desastre ambiental o humano) y el rastro del dinero.

Como vemos, la memoria cuando hay enriquecimiento de por medio (para unos cuantos), favores y poder político es muy endeble (nada importa ya el recuerdo del desastre de la Mina de Aznalcóllar y sus efectos sobre el Guadiamar y Doñana). Y el sistema que nos oprime, la dictadura ultraliberal capitalista global, no forma ciudadanos críticos sino sujetos de producción (¡ay, esa Educación dirigida a formar sujetos en el utilitarismo y no en el pensamiento libre!) porque, ¿para qué luchar por un sistema más justo y limpio en todos los sentidos siendo tan fácil conformarse con la soldada indigna y las migajas de los poderosos? Así funciona maravillosamente el recurso del “¿y entonces de qué comemos?”, o la soflama de la creación de empleo (aunque éste sea más prisión que auténtica libertad).

En tiempos del Covid es imposible dejarse llevar por la ingenuidad de que saldremos a un mundo mejor. A la vista está (en la propia Andalucía) que no es así. Y es que, todo esto sólo ha servido para que sean más fuertes las cadenas y más despiadadas las élites.

Autoría: José Manuel Moreno Campos. Historiador y Licenciado en Derecho. Profesor de Geografía e Historia en el IES Guadiana de Ayamonte.

Fuentes: BBC, RTVE, El País, Diario de Huelva, El Mundo, Abc, Reuters, Oxfam Intermon, eldiario.es, Huelva Información.