El oligopolio energético exige dinero público para aumentar sus beneficios privados

251

Las grandes empresas energéticas solicitan dinero público para impulsar las energías renovables en Andalucía oriental. La presión se centra en que el Gobierno de España modifique la  Planificación de la Red de Transporte del Sistema Eléctrico 2015-2020 para facilitar los proyectos empresariales en la parte oriental de Andalucía, con proyectos que suman más de 1.000 megavatios.

El sector aprieta: debe ser este año o peligran, supuestamente, 1.000 millones de euros de inversión y 15.000 empleos asociados de medio centenar de proyectos entre Almería, Granada y Jaén. El secretario general del  Clúster Andaluz de Energías Renovables y Eficiencia Energética (CLANER), confía en que sea incluido en alguna de las próximas reuniones del Consejo de Ministros. «Hay proyectos, sobre todo de eólica y fotovoltaica que se tramitaron confiando en que esta infraestructura estaría hecha, por lo que es determinante considerarla», explica Carlos Rojo.

Miguel González, delegado de Red Eléctrica Española (REE) en Andalucía, se comprometió el pasado mes de marzo, en un encuentro con la prensa, a impulsar, en el marco de la revisión cada dos años de esta planificación, valorar que se pudiera incluir esta infraestructura. Sin embargo, como recuerda Carlos Rojo, la normativa cambió y ya no hay que esperar a la revisión cada dos años, sino que se puede acometer en cualquier momento «y en este caso urge». Por eso demanda a la Junta de Andalucía que extreme sus esfuerzos ante el Ministerio de Energía.

Por su parte, el director general de Endesa para Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, apunta: «Ese potencial que nos caracteriza, por tener el mayor de número de horas solares de Europa, necesita estar respaldado por una red de transporte de energía más amplia que pueda responder a la demanda. La falta de infraestructuras donde verter la producción está frenando el desarrollo de energías renovables en Andalucía, por lo que habría que ampliar la red en muchas zonas donde todavía se encuentra infradimensionada. Todo esto permitiría que Andalucía deje de estar a la cola de España en lo que a energías renovables se refiere, y pase a estar a la cabeza”.

En la misma línea, incide en que la  apuesta de Endesa por el desarrollo de las energías renovables «es firme, no sólo porque estamos caminando hacia una transición energética, sino también porque quiere seguir siendo líder dentro del sector en lo que a descarbonización del sistema energético se refiere». De todas maneras matiza: «Todo esto hay que hacerlo con los pies en la tierra, es decir, garantizando siempre el suministro de forma eficiente. Para ello, las energías renovables juegan un papel primordial. Desde Endesa consideramos esencial que se incorporen de forma natural en el mix energético, y de este modo lograr el objetivo de  tener un sistema de producción 100% renovable en 2050. Y para esto Andalucía tiene un rol fundamental, debido a su climatología».

Es otro ejemplo de cómo el desarrollo de las energías renovables depende en última instancia del gobierno de turno; de cómo el Estado invierte dinero en infraestructuras que posteriormente reportan enormes beneficios a grandes empresas de capital privado. Además, sirve para observar cómo los recursos de Andalucía se ponen a disposición de grandes oligopolios de capital foráneo, en este caso el enorme potencial solar andaluz, así como el eólico o la biomasa.