Elogio del vacío

Marinaleda como síntoma