Quien contamina cobra

¡Ay de mi Andalucía!