¡Es el reparto, estúpido!

Cal de Andalucía

Carlos Cano en el recuerdo

Suprema vergüenza